Eres Nuevo?

Dios nos creo en Su propia imagen para que lo conociéramos personalmente y tuviéramos una vida llena de gozo. No nos hizo como robots para que automáticamente lo amemos y lo obedezcamos, pero nos dio una voluntad y la libertad de escoger. Desde el principio de los tiempos hemos escogido desobedecer a Dios y seguir nuestra propia manera. Aún hoy escogemos esto. Esto resulta en separación de Dios y termina en miseria.

Jesús también dice:

“Mira que estoy a la puerta y llamo. Si alguno oye mi voz y abre la puerta, entraré, y cenaré con él, y él conmigo” (Apocalipsis 3:20).

Recibir a Jesús consiste en pedirle sinceramente que venga a tu vida, que perdone tus pecados y que se convierta en tu Señor y Salvador. No es un compromiso meramente intelectual, es mas bien un acto sincero de fe y un deseo de corazón.

Si quieres recibir a Jesús ahora y aceptar su regalo de salvación, el asunto es creer en Jesucristo, arrepentirte de tus pecados y poner el resto de tu vida en él. Este no es un ritual basado en palabras específicas, es una oración guía para dar un paso de fe sincero.

“Padre, sé que he quebrantado tus leyes y que mis pecados me han separado de ti. Estoy sinceramente arrepentido y ahora quiero apartarme de mi pasado pecaminoso y dirigirme hacia ti. Por favor, perdóname y ayúdame a no pecar de nuevo. Creo que tu hijo Jesucristo murió por mis pecados, resucitó de la muerte, está vivo y escucha mi oración. Invito a Jesús a que se convierta en el Señor de mi vida, a que gobierne y reine en mi corazón de este día en adelante. Por favor, envía tu Espíritu Santo para que me ayude a obedecerte y a hacer tu voluntad por el resto de mi vida. En el nombre de Jesús oro, amén.”



“Pedro les dijo: Arrepentíos, y bautícese cada uno de vosotros en el nombre de Jesucristo para perdón de los pecados; y recibiréis el don del Espíritu Santo.” (Hechos 2:38).

Si decidiste convertirte en cristiano el día de hoy, bienvenido a la familia de Dios. Ahora, como una forma de crecer más cerca de él, la Biblia nos dice que sigamos adelante con nuestro compromiso

  • Bautízate como lo ordenó Cristo.
  • Dile a otra persona de tu nueva fe en Cristo.
  • Pasa tiempo con Dios cada día. No tiene que ser un largo periodo de tiempo. Simplemente desarrolla el hábito diario de orar y leer su Palabra. Pídele a Dios que incremente tu fe y tu comprensión de la Biblia.
  • Busca estar en comunión con otros cristianos. Sé parte de un grupo de amigos Cristianos que responda tus inquietudes y te apoye.
  • Encuentra una iglesia local en la que puedas adorar a Dios.
  • ¡Felicitaciones!

    Si acabas de comprometer tu vida a Jesús, nos encantaría saber de ti.Pulsa aquí para compartir tus comentarios.

    Al seguir adelante en tu nueva jornada con Jesucristo, te recomendamos que leas la Palabra de Dios, la Biblia, diariamente.
Translate »